Páginas

martes, 18 de octubre de 2016

Ventura








 Cuando habla del futuro,
el suyo, el mio, el nuestro.
Pero yo no consigo
ni tan siquiera verlo.

O cuando intenta soñar
y le interrumpo con un:
Mi amor, ya vamos por
caminos inconexos”.

Y luego está la trilogía
que resume nuestra vida: 
-mi favorita para venirme abajo-

"Tan cerca, 
tan breve, 
tan lejos"

Pero él, impertérrito, sigue aquí
como un guerrero de terracota
olvidado tras las sombras
que he ido apilando.

Me cuesta imaginar
que aún desee vivir conmigo,
cuando pongo todo mi empeño
en deshacer una y otra vez
 el universo.











No hay comentarios:

Publicar un comentario